Tecnología de andamiaje Super 65

Tecnología de andamiaje Super 65


Los innovadores sistemas de andamiaje de Scafom-rux cumplen las normativas requeridas para la restauración del castillo Neuschwanstein

La reconstrucción de la compleja e indentada fachada exterior, realizada en cuatro fases de construcción, terminó en la cuarta fase, la final, durante la cual se centraron los trabajos en la fachada norte y oeste de la estructura principal del palacio, y quedó como nueva. Todo el trabajo se sometió a la inspección rigurosa de las autoridades estatales para la construcción en Kempten.

Una condición previa para la restauración y de hecho para todas las operaciones posteriores, ya se tratara del tejado o de la fachada, era la existencia de un sistema seguro y resistente de andamiaje integrado y moderno, en este caso proporcionado por la empresa de andamios con sede en Thuringia llamada Bau- und Spezialgerüstbau (BSB).

Debido al relieve accidentado del lugar, BSB pudo entregar el materialnecesario de forma convencional en un área de almacenamiento temporal a 800 metros por debajo del castillo. Desde allí se descargó y se transportó al lugar donde se necesitaba realmente, en pequeños vehículos de carga y equipos de carga. Asimismo, debe tenerse en cuenta que el andamio se montó bastante lejos de la obra. Esto supuso una etapa final de transporte del material pendiente arriba antes de que el andamio semimontado se pudiera colocar finalmente en vertical. La amplia afluencia de visitantes que deambulaban por el lugar, incluso por la mañana temprano, suponía un problema que se resolvió rápidamente gracias a un túnel que se construyó específicamente de 81 m de largo y 2 metros de ancho.

En total, la zona de la fachada necesitaba unos 4.400 m2. En ocasiones hubo que montar secciones dobles y triples de andamiaje y al final se habían instalado aproximadamente 7.000 m2 de andamios.

BSB, una vez más, confió en la tecnología de andamiaje Super 65 de Scafom-rux. Se añadieron estructuras al sistema modular de la empresa y se usaron en combinación con Super 65 de RUX. Para proteger la fachada durante los meses de invierno de la nieve y otras inclemencias climatológicas, se instaló una red de protección en todo el andamio para permitir que el trabajo de masonería continuara sin impedimentos. Se instaló un tejado para proteger a los trabajadores de la nieve en el nivel superior del andamio para desviar las masas de nieve que resbalaban de la parte superior y para evitar cualquier daño y evitar que se crearan cargas adicionales en el andamio.

Por supuesto, incluso los antiguos castillos de los cuentos de hadas se pueden beneficiar enormemente de la aplicación de detalles inteligentes y de estrategias que ofrecen grandes soluciones a los sistemas de andamiaje modernos.